Tiempo de lectura: 3 minutos

Es constatable que hay muchas dudas sobre los efectos de la reforma laboral en materia de contratación y que no existe consenso entre todos los analistas/interlocutores. ¿Qué ocurre con los fijos discontinuos? Una pregunta sobre la que caben múltiples respuestas.

Aunque el debate pueda estar fuertemente condicionado por el “ruido institucional” es muy probable que no se esté actuando, en este ámbito, con la transparencia necesaria al margen de que transcurrido un año desde su aprobación, y aunque su impacto se haya visto condicionado por los efectos del conflicto en Ucraina, sigo convencido de que quedan por abordar muchos de los problemas estructurales de nuestro mercado de trabajo.

La iniciativa PROPUESTAS ERGON PARA LA MEJORA DE LA GESTION DEL MERCADO DE TRABAJO Propuestas_Ergon (godaddysites.com que hemos puesto en marcha desde la FUNDACION ERGON www.fundacionergon.org se dirige a hacer pequeños pasos en el largo recorrido que necesitamos recorrer para corregir algunas ineficiencias, empezando por el de la calidad y la transparencia en la información.


Tenemos que aprender a desvincular los conceptos de empleo y trabajo y a gestionar mejor el incremento de la desigualdad en las condiciones laborales promoviendo los cambios en los sistemas de protección que nos permitan adaptarnos a estas nuevas realidades.


Al margen de las circunstancias que se produjeron en la aprobación de la reforma impulsada por el Gobierno a finales del 2021 hemos de reconocer que ésta fue cuestionada desde el primer momento. Un año después es posible y necesario hacer una valoración del impacto generado. Recordemos que pese a su nombre el “Real Decreto-ley 32/2021 de medidas urgentes para la reforma laboral, la garantía de la estabilidad en el empleo y la transformación del mercado de trabajo”, en la FUNDACION ERGON somos uno más de los que pensamos que su alcance fue mucho menor de la anterior (2012) y que su objetivo de “transformación” es cuanto menos discutible en la medida de que, como todos sabemos, una norma no puede por si misma transformar la realidad. Y es evidente que las características estructurales de nuestra realidad económica no se han transformado, ni mucho menos a lo largo del año 2022.

En todo caso reconozco que la reforma ha tenido un impacto positivo corrigiendo algunas de las ineficiencias más evidentes de la legislación anterior y mejorando la relación entre contratación indefinida y la temporal. (En algunos meses del año pasado llego a situarse a cifras cercanas al 50% cuando lo habitual en nuestro entorno es que rondara las cifras del 10%). Un año después hemos conseguido situarnos en un modelo más homologable con los datos medios de la UE. Un éxito que parece innegable aunque haya puesto sobre la mesa el de la calidad de ese empleo.


Sentado el criterio de que uno de los objetivos de la Reforma era la de modificar radicalmente los niveles de contratación temporal, hoy debemos preguntarnos si con la modificación que ha supuesto el crecimiento exponencial del contrato “fijo discontinuo” es suficiente.


Y de ahí el ruido generado reforzado por la que podemos denominar falta de claridad y transparencia en la gestión de los datos. Y es en este sentido en el que en la FUNDACION ERGON plantemos las reflexiones siguientes:

  • Aunque el debate sobre la calidad y la transparencia en la gestión de los datos tiene una base real éste está condicionado, sin duda, por el “ruido institucional”.
  • La situación no debe llevarnos a engaños. No hay consenso entre los analistas sobre la forma de cómputo de los fijos discontinuos y ello sólo se resolverá con un ejercicio de mayor claridad y transparencia por parte del Ministerio de Trabajo.
  • Es necesario reflexionar sobre el impacto que la reforma está generando en respuesta al resto de necesidades estructurales de nuestro mercado de trabajo.

Transcurrido un año desde su aprobación, poco hemos sido capaces de hacer para desvincular los conceptos de empleo y trabajo y para gestionar mejor el incremento de la desigualdad en las condiciones laborales promoviendo los cambios en los sistemas de protección que nos permitan adaptarnos a estas nuevas realidades.

Recordaros que la iniciativa PROPUESTAS ERGON se dirige a poner pequeños pasos en el largo recorrido que necesitamos hacer para corregir algunas ineficiencias, empezando por la de la calidad y la transparencia en la información. Unas ineficiencias sobre las que si parece existir un cierto consenso:

  • Niveles de desempleo de larga duración que hoy ya alcanza a casi el 50% del total de desempleados.
  • La concentración del desempleo en los jóvenes y en el colectivo en riesgo de exclusión social.
  • Un marco legal cuestionable desde el punto de vista de la seguridad jurídica.
  • Falta de relación o de relaciones suficiente entre las instituciones educativas y el mercado de trabajo lo que provoca que no estemos centrándonos en dotar a los jóvenes de las competencias y habilidades más adecuadas.
  • Una gestión ineficiente de las políticas de empleo tanto las de carácter pasivo como activo.

Sin embargo, también constatamos que el nivel de consenso en el diagnóstico no alcanza los mínimos exigibles cuando se trata de analizar, proponer e impulsar las medidas para corregirlas.